simple mobile site development software

Recabarren, Menares, Vázquez: el jazz inmigrante

Por Íñigo Diaz Barahona.

Fueron emigrando a Nueva York en distintos momentos de la década pasada. En esa ciudad se congregan los músicos del jazz del planeta, atraídos por la historia, la mística, la formación académica en las universidades y la vida musical alrededor de los clubes nocturnos. Así también ocurrió con el baterista Rodrigo Recabarren, el contrabajista Pablo Menares y el pianista Yago Vázquez, jazzistas, inmigrantes y residentes. Este último un músico español, mientras que los dos primeros son chilenos.


Es un trío de tres líderes el que se presenta entonces como Recabarren, Menares, Vázquez. Y son los nombres detrás del primer disco de jazz contemporáneo que edita el sello CHT Müsik, dirigido por Christian Hirth. Se titula “Desde la lluvia”, fue producido por el mismo Hirth y grabado en sesiones efectuadas en los CHT Estudios el 24 y 25 de mayo pasado por el ingeniero Gonzalo González. 


“No quisimos ponernos ningún límite al momento de componer, por eso aparecen diversas influencias, desde los tríos de piano de Bill Evans, Keith Jarrett o Brad Mehldau, hasta el folclor sudamericano. Tomamos la chacarera ‘La Navidad de Juanito Laguna’, de Gustavo Leguizamón, y también musicalizamos el poema ‘Ciudad sin sueño’, de García Lorca, que escribió en su época de extranjero en Nueva York”, anota Recabarren en referencia a otro inmigrante en esa ciudad. Recabarren es autor de una las composiciones más llamativas del repertorio: “Yapa”, una cumbia en 5/4 en plena mutación, que se nutre también de ritmos de los carnavales pampinos.


En su origen, el trío Recabarren, Menares y Vásquez surgió como la base rítmica de un proyecto paralelo de mayor alcance, formado igualmente en Nueva York y que ya cuenta con dos grabaciones publicadas: Beekman Quartet. “En el fondo Beekman se armó a partir del encuentro que tuvimos en 2012, cuando el Pablo (Menares) y el Yago (Vázquez) venían a mi departamento de la calle Beekman, en Brooklyn, donde vivo hasta ahora. Veíamos partidos de fútbol, tomábamos unas copas de vino, tocábamos jazz, pasábamos el día”, rememora Recabarren.


En el momento en que a ellos se incorporó el saxofonista Kyle Nasser, el grupo pasó a convertirse en Beekman Quartet. “Pero siempre hemos considerado este trío fundacional como un proyecto paralelo, que nació para tocar en locales de Nueva York. Nunca nos pescaron”, bromea el baterista. “Y por eso cuando Christian Hirth nos ofreció grabar con CHT Müsik nos pusimos a componer material exclusivo para este formato: piano, contrabajo y batería”, agrega Pablo Menares.


En “Desde la lluvia”, un disco con un enfoque de lo que los especialistas denominan modern mainstream, las influencias son diversas, y las autorías compartidas, aunque es el español Yago Vázquez el que protagoniza el repertorio con ocho composiciones, incluidos el “Prólogo”, “Interludio” y “Epílogo”. “Queríamos que este fuera un trabajo unitario, de comienzo a fin, y por eso está planteado como un relato con una introducción, y intermedio y una finalización”, dice Recabarren.


Pablo Menares, en tanto, tiene un rol especial pues escribió la pieza que tittula el disco: la propia “Desde la lluvia”. “La compuse hace un par de años y está inspirada en la canción 'Angelita Huenumán', de Víctor Jara, y su historia que está detrás. Nació de la reflexión acerca de lo que simboliza su figura para el pueblo mapuche y su lucha. La titulé así después de leer el poema 'Desde la lluvia', de Leonel Lienlaf”, cierra Menares, completando los aspectos de “Desde la lluvia”, uno de los muchos proyectos que tanto él como Recabarren tienen en marcha en Nueva York, y que aquí aparece como el primer apronte de CHT Müsik en el campo del jazz contemporáneo. 


Por Iñigo Diaz Barahona.